viernes, 18 de febrero de 2011

La Crucifixión de Juan de Flandes



 La Crucifixión de JUAN DE FLANDES (1456-1519), pertenece  a los principios del Renacimiento español. Esta tabla tiene un tamaño de 123 cm × 169 cm.  y forma parte del retablo de la catedral de Palencia, que hoy podemos  verlo en el Museo del Prado.


   Cristo ha muerto y las tinieblas cubren el sol. A su alrededor en semicírculo, la Virgen, San Juan, las Marías y Magdalena completan el semicírculo, un lancero de espaldas.    Como detalle curioso resaltamos un sol obscuro y la luna.  Estos astros parecen  siempre representados en la escena de la Crucifixión a la derecha e izquierda de la cruz. En la narración de Lucas 23, 44 leemos:"..era la hora sexta y las tinieblas cubrieron la tierra hasta la hora nona oscureciéndose el sol y el velo del templo se rasgó"... 


Bajo la Cruz la calavera, según la tradición Adán fue enterrado en el Gólgota y simboliza la redención total de la humanidad pecadora.  Las piedras preciosas evocan el Paraiso y el trozo de coral rojo simboliza la sangre de Cristo.  
  

  El tamaño de la tabla hace que la calavera de Adán tenga un tamaño de 10 cm. En el detalle de esta podemos observar que presenta unas piezas dentales abrasionadas y careadas, además de una corona de oro sobre el canino izquierdo. Sobre el parietal izquierdo podemos ver un pequeño orificio de desconocido significado.


 Debemos suponer que fue una consecuencia del fatídico mordisco a la manzana.


Tras unas rocas se asoma el cráneo de Eva con un aspecto que nos recuerda a los cráneos de los supuestos antecesores del hombre. ¿Era, Juan de Flandes, un predecesor de las teorías de Darwin?



P.D. Para los excesivamente crédulos, estas últimas notas son una broma.. A la manera de "El hombre de Piltdown", ese fraude científico que se dió tras dar a conocer Charles Darwin en 1859 su famosa teoría de la evolución.   El geólogo aficionado, Charles Dawson, presentó un cráneo del que aseguraba que era "el eslabón perdido entre el simio y el hombre". Sin embargo, se descubrió más tarde que el "Hombre de Piltdown", como se le llegó a conocer al haber sido encontrado supuestamente en dicha zona de Inglaterra, no era más que un cráneo humano actual pulido hasta haberle dado una forma simiesca.

1 comentario:

  1. Acabo de ver esta pintura en el Prado, y por eso estoy aquí. Me parece muy interesante todo el significado que tiene, y lo del agujerito en el cráneo vaya usted a a saber qué significado tiene. La banderola que tiene el soldado me parece increible lo bien pintada que está.
    Saludos.

    ResponderEliminar